viernes, 20 de febrero de 2009

Masajes eróticos. El País


Llevo meses obsesionada con el tema de los masajes eróticos. Desde que descubrí que eran un género pornográfico en sí mismo y conocí los vídeos de masajistas tailandesas de Private y los encontré excitantes (¿o fue en realidad desde que vi aquel filme en el que un profesional del masaje aplica uno a cierta chica, provocándole multiorgasmos eyaculatorios?), desde entonces no he parado de buscar un servicio de masajes eróticos para mujeres. He encontrado gigolós dispuestos por 90 euros la hora; algún que otro centro especializado, como el madrileño Masajes Nirvana (www.masajesnirvana.com), un espacio idóneo para descubrir en pareja, pero con asesoramiento, nuestras zonas erógenas, y hasta libros llenos de erudición a propósito de este arte erótico, que profundiza en nuestros "desconocidos horizontes corporales" y en técnicas revolucionarias como: el movimiento del orador, el del molino, los trucos del masaje en los senos, el punto G, el pene, los testículos, la técnica de la víbora, la del contoneo, el movimiento entrelazado... Inquietante.


5 comentarios:

Miguel dijo...

Hey Gabriela, GRAN DATO!




Badani quedó como chancay de a 20?

Sallah al-Absser dijo...

Qué fea que eres. A Marilyn Monroe la salvó de la mediocridad la belleza. Tú, más bien, garantizas, a paso firme, tu butaca junto a Judas.

Anónimo dijo...

Yo recibí un masaje erótico en Lima, pero me lo "propinó" un argentino. Lo rico de todo esto es que el ofrece meros masajes relajantes que con el paso de los minutos se tornan eróticos, 100%, sin duda.
Cuando una lo visita sabe que terminará entregandose de piernas abiertas a sus dedos lisonjeros, pero no a su miembro viril, el no te levanta, por nada de mundo. Él sólo te brinda un masaje erótico de alta calidad, y obvio...te regala orgasmos, aunque si pagas un cachito más es posible que sean multiorgasmos. ¿Lo quieres conocer?

sandra.

Anónimo dijo...

Hi Gabriela,
yo también estoy obsesionado por los masajes tántricos. He recibido varios ya tambíen los intercambio con mi novia. Muy interesante al respecto eras los seminarios tantra que hice/hicimos en las cuales hay 20 parejas en una sala dandose masajes. Dar masajes es casi más erotico que recibirlas. Y a veces ni siquiera es erotico sino más bien terapeutico en relación a bloques sexuales etc. Que te parecería recibir un mensaje tantrico de un alemán en Lima. sonnen.gruss at web.de

Masajes Barcelona dijo...

Hola,

Me siento muy identificada con tu comentario. No había escuchado hablar de los masajes eróticos como un servicio en sí mismo hasta que una amiga me habló de su experiencia, y desde entonces, es casi una obsesión ;)