jueves, 22 de mayo de 2008

Consejos de un ama inflexible a una discípula turbada


"¿Hay algún voluntario o voluntaria que quiera subir al escenario y probar mi látigo?

La voz de Monique suena meliflua, hasta tierna. Veo que uno de sus dispares ojos brilla en la oscuridad. Se refiere a mí. Me está llamando.

He gozado siendo inmovilizada, recibiendo azotes y aceptando la servidumbre sexual a cambio de expiar mi sadismo oculto. Pero nunca he tenido un amo."

1 comentario:

r. dijo...

talvez algún día conzcas a un amo que te ame sádicamente.