sábado, 23 de agosto de 2008

A propósito de Rusia...



He escrito un post nostálgico en mi Blog de Clubcultura.


Fragmentito:

El Cocodrilo Gena
19/08/2008
En la Lima de los ochenta estudié la primaria en un colegio pro-soviético con nombre de prócer antigamonalista. Se llamaba Atusparia, una especie de Túpac Amaru renacido que luchó por los derechos del campesino y al que le cortaron las simbólicas trenzas como a un Sansón andino. Recuerdo el retrato al óleo de Atusparia, todavía con trenzas y poncho, coronando la oficina de la directora del centro y madre del niño del que estábamos inútilmente enamoradas mis amigas y yo. No sé cómo llegaron a conjugarse las reivindicaciones indígenas y la utopía bolchevique en un solo proyecto educativo pero lo cierto es que nosotros estábamos allí para contribuir a la lucha de clases. Entre las asignaturas obligatorias contaban por supuesto el ruso, el ajedrez y las danzas folclóricas. Me pasé toda la primaria bailando el carnaval de Canas, memorizando partidas de Kasparov y cantando temas revolucionarios pañuelo rojo al cuello y puño en alto. Mi destino más que inminente era algún día seguir estudios en la URSS.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

La boca. Tu boca. Me encanta

Jorge Ampuero dijo...

Creo recordar que alguna vez pasé por ahí y ver unas ninfulas a quienes dediqué algunos versos.

Saludos,guapa